México es el primer consumidor de videojuegos en Latinoamérica, y en el ámbito mundial ocupa el lugar número 12, de acuerdo con especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Los videojuegos son un fenómeno importante en el país, pues se estima que la mitad de la población los utiliza, y aunque son un espacio de anunciantes de comida chatarra, también podrían ser una herramienta para incitar hábitos saludables, afirmaron expertos de la UNAM.

Adolfo Gracia Vázquez y Emmanuel Galicia Martínez, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), indicaron que el mayor punto de consumo es a través de la red, por lo que la migración de medios tradicionales a streaming cobra cada vez mayor relevancia, sobre todo en espacios de juego y entre anunciantes de comida con bajo valor nutritivo.

Deportistas electrónicos

Los deportes electrónicos atraen a muchos usuarios y constituyen uno de los negocios más importantes y de mayor crecimiento en este ámbito.

En esa práctica competitiva no participan deportistas tradicionales, sino electrónicos, que pueden ser niños o jóvenes que manejan bien un videojuego, lo que les otorga un pase para contender en un escenario mundial, destacaron los académicos.

En esa tendencia se piensa en un videojuego como un deporte, y los anuncios van en función de que los deportistas electrónicos se alimenten al igual que los de la vida real.

Científicos estadunidenses hicieron un estudio con 46 niños de entre 10 y 12 años; un grupo accedió a videojuegos que implicaban movimiento y otro se quedó sentado frente a la pantalla. El primer equipo redujo su masa corporal en tres por ciento y su colesterol en siete por ciento, mientras que el segundo los elevó. Partiendo de estos resultados, en México podríamos usar los videojuegos para controlar y manejar la obesidad en niños, propusieron.

Dejar respuesta