El Festival de cine de Cannes se sumó al veto lanzado contra Rusia. Decidió excluir este año a las delegaciones oficiales rusas o a toda instancia vinculada al Gobierno ruso.

“Por modesta que sea, unimos nuestra voz a la de todos los que se oponen a esta situación inaceptable y denuncian la actitud de Rusia y de sus dirigentes”, dijo en un comunicado el certamen, que celebrará su 75 edición del 17 al 28 de mayo.

Su comunicado no citó expresamente un posible veto a películas rusas en su selección oficial. Sin embargo, sí aclaró que la decisión de excluir a las delegaciones o instancias oficiales rusas estará vigente. Salvo que la guerra cese “en unas condiciones que satisfagan a la población ucraniana”.

El Festival sí quiso destacar “la valentía de todos aquellos que, en Rusia, han corrido el riesgo de protestar contra la agresión y la invasión de Ucrania”, según EFE.

“Entre ellos hay artistas y profesionales del cine que nunca han dejado de luchar contra el régimen actual. Y no deben ser asociados con esos actos intolerables y con quienes bombardean Ucrania”, recalcó.

“Fiel a su historia, que comenzó en 1939 en resistencia a las dictaduras fascista y nazi, Cannes se pondrá siempre al servicio de los artistas y profesionales del cine, cuya voz se alza para denunciar la violencia, la represión y las injusticias, y para defender la paz y la libertad”, añadió.

Dejar respuesta