Integrantes de la 65 Legislatura reformaron la Ley de los Derechos de las Personas con Discapacidad en el Estado de Oaxaca. Con ello se obliga a todas las dependencias estatales y municipales a contar con un intérprete de lengua de señas mexicana.

Esto, con la finalidad de atender a las personas con discapacidad auditiva que acuden a realizar trámites en las diversas oficinas gubernamentales, así como para interpretar en los eventos públicos que organicen.

La iniciativa de reforma fue presentada por la legisladora Yesenia Nolasco Ramírez. Fue  dictaminada por la Comisión Permanente de Grupos en Situación de Vulnerabilidad y aprobada por el Pleno con 32 votos a favor en la sesión extraordinaria del 1 de marzo.

Inclusión

Con ello, se pretenden reducir las brechas a fin de contribuir para una sociedad incluyente. Las personas con discapacidad tienen derecho a vivir en comunidad en igualdad de condiciones que las demás.

De acuerdo con datos del Censo de Población 2020, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), hay 6 millones 179 mil 890 personas con algún tipo de discapacidad. Eso representa el 4.9% de la población total del país. En Oaxaca viven 826 mil 323 personas en esta situación.

A partir del 10 de junio de 2005, la lengua de señas mexicana es reconocida oficialmente como lengua nacional. Desde entonces, el 10 de junio de cada año se celebra el Día Nacional de la Lengua de Señas Mexicana (LSM). Es reconocida oficialmente como una lengua nacional y forma parte del patrimonio lingüístico.

La LSM, es la lengua de la comunidad de sordos en México. Consiste en una serie de signos gestuales articulados con las manos y acompañados de expresiones faciales, mirada intencional y movimiento corporal, dotados de función lingüística.