A pesar de un entorno adverso de la economía mexicana, la mayoría de las entidades del país mostró resultados positivos en su consumo privado, sin embargo en Oaxaca esto no fue así.

La Ciudad de México es líder nacional en resultados positivos en su consumo privado. El principal indicador del consumo privado es el comercio minorista, que en los primeros cinco meses del 2022 aumentó en 29 estados mexicanos.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la capital del país obtuvo el mayor incremento anual de los ingresos por suministros de bienes y servicios del comercio al por menor, con una tasa de 13.5% en el periodo enero-mayo del 2022.

El segundo lugar en crecimiento del comercio minorista fue para Quintana Roo, con una variación de 11.8%, producto de la reapertura del turismo, pilar económico del estado.

Focos rojos

En tanto, los focos rojos están en tres estados que redujeron los ingresos minoristas en el periodo de análisis: Oaxaca, Tlaxcala y Coahuila.

Lo anterior significa que el consumo de los hogares empezó con el pie izquierdo en la primera mitad del 2022, señal de que sus economías se estanquen. El comercio minorista cayó 0.2% anual en Oaxaca, 0.9% en Tlaxcala y 1.6% en Coahuila.

En los tres casos ya superaron los niveles prepandémicos en empleo y exhibieron tasas superiores a 17% en captación de remesas, por lo su merma en consumo se atribuye a que estos estados resintieron con mayor fuerza la inflación, cuya tendencia de aceleración ha restado poder de compra a las familias.

Escenario adverso

El siguiente dato del comercio minorista será el de junio, aunque las últimas cifras de la economía mexicana pintan un escenario adverso.

El Indicador Oportuno de la Actividad Económica que realiza el Inegi revela que en junio pasado se registraría una caída de 0.38%, el peor resultado en los últimos 10 meses.

Fuente: El Economista

Dejar respuesta