En diversas regiones del país la Comisión Nacional del Agua (Conagua) implementa operativos de distribución de agua potable en pipas, de bombeo de agua en presas y superficies anegadas, así como de limpieza de sistemas de desagüe.

Eso, para apoyar a la población con agua para consumo humano y a usuarios agrícolas, en el riego, así como para reducir riesgos de inundaciones.

Actualmente se tienen operativos vigentes de distribución de agua potable en Baja California Sur, Coahuila, Jalisco, Nuevo León, San Luis Potosí y Sonora.

En Monterrey, Nuevo León, desde el pasado 1 de abril, se han distribuido 34 millones 130 mil litros de agua potable, en beneficio de 160 mil 300 habitantes.

En La Paz y Loreto, Baja California Sur, la distribución ha sido de 3 millones 820 mil litros a más de 22 mil 600 personas.

Reducir inundaciones

Entre las medidas institucionales enfocadas a reducir riesgos de inundación, está el bombeo de agua residual que se realiza en Altamira, Tamaulipas, donde se ha extraído más de un millón 90 mil metros cúbicos (m³) de aguas negras de sistemas de drenajes, en beneficio de unos 192 mil pobladores.

En este mismo sentido, se llevan a cabo 4 operativos de limpieza y desazolve de drenaje en Jalisco, Oaxaca, Tamaulipas y Veracruz. Con ello, se han extraído 223 m3 de lodos para limpiar mil 6 pozos de visita y casi 85 mil metros de líneas de drenaje. Esto ha contribuido al beneficio de más de 42 mil personas.

Conagua reitera que mantendrá la coordinación con los tres órdenes de gobierno y los usuarios del riego agrícola, para lograr mejores condiciones en materia hídrica, pues ello favorece el desarrollo social y económico de México.

Dejar respuesta