Este fin de semana se conmemoró el L aniversario de la fundación del Centro Coordinador de Pueblos Indígenas (CCPI) de Guelatao de Juárez.

Desde que fue fundado por el profesor Reynaldo Salvatierra Castillo, han transcurrido 50 años de que el personal de este centro del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), ha puesto su mejor empeño para atender las legítimas demandas y aspiraciones de vida en las comunidades asentadas en los distritos de Ixtlán de Juárez y Villa Alta.

El Director General del INPI, Adelfo Regino Montes, afirmó que el epicentro de la nueva política hacia los pueblos indígenas de todo el país, tiene que estar en las regiones, en los pueblos y comunidades, especialmente en los Centros Coordinadores de Pueblos Indígenas.

«Estamos convencidos de que la transformación se debe construir desde abajo, con los pueblos y la gente. Cierto es que las oficinas son importantes, pero lo es más atender a los municipios y a las comunidades indígenas, desde sus regiones», refirió.

Riqueza cultural

De nada nos serviría lograr la transformación material, tener mejores caminos, escuelas, clínicas, hospitales y lograr el bienestar material, si no le apostamos a la transformación de la conciencia, del pensamiento, del espíritu y del alma, expresó.

En presencia de la presidenta municipal de Guelatao de Juárez, Consuelo Santiago García, recalcó que, para alcanzar una transformación real, sólida y duradera, tiene que tener la dimensión material por un lado y por el otro la dimensión espiritual.

Adelfo Regino reiteró que debemos estar orgullosos por pertenecer a una comunidad indígena, por hablar una lengua indígena y tener el CCPI. Tiene que haber alegría en nuestro corazón y pensamiento por el hecho de servir a nuestros pueblos y comunidades.