México 25 mayo._ Existe el riesgo de que la viruela del mono llegue a nuestro país, dijo Francisco Monroy López, experto del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la UNAM.

Explicó que estos virus no son altamente mutagénicos. Es decir, son bastante estables, pero es posible que se hayan adaptado a nuevas condiciones. La fauna de naciones donde se registraron casos, como Inglaterra, España, Canadá o Estados Unidos, tampoco ha sido identificada como portador natural.

Factores

En entrevista definió los tres factores por los cuales una enfermedad se presenta en condiciones que no tenía antes.

“Una tiene que ver con el agente. Es decir, el virus que podría estarse adaptando mejor a situaciones diferentes. Individuos susceptibles, porque el porcentaje de población inmunizada es de menos de 30 por ciento. Y esto hace que un virus parecido, como el del mono, se pueda transmitir a la población”.

“El tercero es el ambiente, cuyas circunstancias favorables hacen que la enfermedad se disemine. También hay que pensar que hay comercio ilegal de especies exóticas a escala internacional, a partir de las cuales podrían producirse infecciones».

Monroy López mencionó que por el momento no existe un tratamiento específico contra el virus. Aunque hay algunos antivirales que se han probado. En caso de que el brote comenzara a tener mayor magnitud, lo cual es poco probable, el manejo que se tendría que dar es a través de las vacunas contra la viruela humana, que existen desde hace décadas y se pueden fabricar de forma masiva.

Recomendaciones

En cualquier caso, va a ser importante que haya una notificación oportuna a las autoridades ante cualquier sospecha.

“Si hay malestar, dolor de cabeza y de músculos, fiebre, hay que acudir al médico, capacitado para atender y recomendar las medidas a seguir. El principal cuidado es el aislamiento, una cuarentena estricta, y el seguimiento de las personas con quienes tuvo contacto el paciente para que también se aíslen».

Quienes viajen a los países donde se han presentado casos, deben tomar precauciones y evitar el contacto con otras personas.

Las medidas que aprendimos con la COVID-19 también son válidas para la viruela del mono: Usar cubrebocas, lavado de manos y sana distancia. Esta última ayuda a disminuir casi a cero el riesgo de adquirir esta enfermedad.