La Marina Armada de México detuvo a Rafael Caro Quintero, uno de los principales líderes históricos del narcotráfico del país, prófugo en México y Estados Unidos, este último país se ofrecía una recompensa de 20 millones de dólares por su captura.

A dicho sujeto se le identifica actualmente como líder del Cartel de Caborca y se le responsabiliza de la muerte del agente de la DEA, Enrique “Kiki” Camarena Salazar.

Fuentes de la Marina Armada de México confirmaron la captura a El Financiero y dijeron que están a la espera de los detalles de la acción y explicaron que en el transcurso del día el gobierno federal emitirá una comunicación oficial.

Esta detención es la mayor importante en lo que va de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Fuente: El Financiero

Dejar respuesta