Durante el conversatorio “La transición Política en Guerrero con perspectiva de género”, el diputado Antonio Helguera Jiménez consideró que la transición política y la alternancia en el poder no sólo debe ser el resultado de los votos.

«Debe coadyuvar a la construcción de la paz, la gobernabilidad y el impulso al desarrollo social y económico de Guerrero», dijo.

Recordó que hace un año, por primera vez en la historia de la entidad, se dio la transición política con una mujer como gobernadora. Además, 23 mujeres como diputadas y 23 presidentas municipales.

«Este día es un triunfo para las mujeres de Guerrero en todas las facetas de la democracia. Por su derecho de votar y ser votadas. Por una vida libre de violencia. Por la igualdad y la no discriminación. Por el derecho de decidir sobre su cuerpo y ser protegidas”, enfatizó.

Refirió que el arribo de una mujer al poder Ejecutivo implica que la victoria de las mujeres guerrerenses será para siempre. Pero con el acompañamiento de los hombres que tienen convicción por la igualdad de los derechos con las mujeres.

Paz y gobernabilidad

Por ello, manifestó que la transición política y la alternancia en el poder deben servir para que desde el Gobierno y el poder Legislativo se construya la paz y la gobernabilidad.

Que se fortalezca el Estado de derecho. Se garanticen los derechos humanos. Además que se promuevan acciones para reconstruir el tejido social.

En su intervención, la diputada Flor Añorve Ocampo consideró que la alternancia no se hubiera podido dar si los gobiernos anteriores no hubieran creado instituciones encargadas de garantizar la democracia.

Aseguró que el hecho de que se haya paridad en el Congreso del Estado y esté una mujer en el gobierno estatal, es gracias a las acciones afirmativas que se han dado por parte de las mujeres a lo largo de los años.

 

Dejar respuesta