Las personas que padecieron Covid-19 y presentan disnea (dificultad respiratoria), fácil fatiga y poca tolerancia al esfuerzo, es importante que acudan con un médico en rehabilitación.

Ello, para que haga un descarte de compromiso, tanto en nivel cardiovascular como respiratorio, recomendó el Dr. Víctor Villegas León, especialista en Medicina de Rehabilitación.

“Al ser una infección sistémica (el Coronavirus), afecta zonas del sistema nervioso central periférico y lo que genera es un dolor neuropático, que a veces ocasiona fatiga, disnea, poca fuerza y poca tolerancia a el esfuerzo en la mayoría de los casos, sin generar una lesión definitiva” explicó.

El también docente de la Licenciatura en Fisioterapia del Campus Zona Norte, de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), dijo que es fundamental acudir a consulta para confirmar si los síntomas son de origen orgánico o psicogénicos.

«en caso de que se encuentren problemas de hopoxemia al esforzarse, con saturación de oxígeno por debajo de 89 y no hay recuperación, es muy probable que haya secuelas en el intercambio de gases y por lo tanto, hay que estudiar a la persona con pruebas específicas”.

Rehabilitación

El objetivo de la rehabilitación de las personas que presentan secuelas de la pandemia es, “mejorar el consumo de oxígeno periférico, que se traducirá en una mejor condición física.

Esto inducido a través del ejercicio bien dosificado, como cualquier otro medicamento, basándonos en los parámetros de; intensidad, cuánta carga poner de acuerdo a la capacidad de cada persona.

Frecuencia, cuántas veces por semana se hará; tiempo por sesión y el tipo de ejercicio, puede ser con peso, con resistencias ligeras, caminatas al aire libre, en trote, etcétera”, explicó el especialista.

Si la rehabilitación es exitosa, mejorará la capacidad pulmonar, la respuesta cardiaca, mayor volumen sistólico, disminución de las resistencias periféricas, más flujo sanguíneo en todos los músculos que están activos, más conexión entre nervio y músculo, más conexión de las vías nerviosas entre corteza y músculo.

Y a nivel muscular, aprovechamiento del oxígeno para producir energía, mayor capacidad para trabajar, más agilidad, mayor sensación de vitalidad, tolerancia a el esfuerzo, resistencia y recuperación de las actividades habituales.

Ejercicios, recuperación y prevención

La movilización en casa, caminar, subir escaleras o hasta ir a dar una vuelta a la cuadra de la colonia (con las medidas sanitarias), son acciones que se pueden realizar sin invertir en aparatos especiales y son herramientas sencillas que estimulan el cuerpo de las personas, luego de haber pasado la etapa de infección de Coronavirus, enfatizó el Dr. Víctor Villegas León.

“Lo ideal es que una semana después de que pasa el cuadro agudo, se debe de iniciar la movilización, desde caminar en casa de forma progresiva en tiempos de 5 minutos, aunque haya sensación de fatiga o de cansancio rápido»

Dejar respuesta