En la Primera Sesión Ordinaria del 2022 de la Comisión de Secretarías Ejecutivas Municipales de los Sistemas de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna) del estado de Guerrero, la encargada del despacho de la Secretaría Ejecutiva (SE), Constanza Tort San Román, distinguió el compromiso del gobierno de la entidad con la agenda de derechos de la niñez y adolescencia.

Recordó que la entidad, donde viven más de un millón 200 mil niñas, niños y adolescentes distribuidos en 85 municipios, es un mosaico cultural y donde cerca de 16 por ciento de sus habitantes son hablantes de una lengua indígena.

Añadió que Guerreo es un estado de retos y oportunidades. Y las autoridades deben redoblar esfuerzos para atender los problemas que enfrentan su niñez y adolescencia. Por ejemplo, pobreza, desigualdad, abandono escolar. Y la unión y el matrimonio forzado de niñas y adolescentes.

Prevenir violencia

Subrayó que los Sipinna se crearon por la urgente necesidad de contar con mecanismos que facilitaran la articulación de las políticas dirigidas a esta población.

Ello en términos de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (LGDNNA). Su objetivo es prevenir, atender, resarcir sus derechos cuando hayan sido transgredidos y erradicar toda forma de violencia de la que son víctimas.

Tort San Román enfatizó que los municipios son la base de la pirámide sobre la que deben construirse políticas públicas estables y sólidas para el mediano y largo plazos. Pues es en sus territorios donde niñas, niños y adolescentes aprenden a socializar. Donde son vulnerados sus derechos y donde se encuentran los primeros respondientes a sus problemáticas.