Un hombre fue detenido por agentes de la policía investigadora ministerial en Guerrero. Fue acusado de un doble homicidio y encarcelado. Aunque luego una juez penal ordenó liberarlo una semana después.

Antonio Hernández Abarca es un ex trabajador de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y fue encarcelado por homonimia. Es decir, por tener un nombre similar al de un presunto asesino.

La detención ocurrió el miércoles pasado, cuando el hombre se dirigía a jugar un partido de fútbol en el municipio de Petatlán, Guerrero. Sin embargo, los policías ministeriales cometieron un error de homonimia.

Al ser capturado, las autoridades indicaron que Antonio era acusado de haber asesinado a dos personas y que su nombre, así como sus características físicas, correspondían a las del criminal que la Fiscalía General del Estado (FGE) buscaba.

Equivocaciones

El hombre rechazó las acusaciones en su contra. Incluso, pidió a los policías que investigaran antes de cometer una injusticia. Pero fue ignorado y esposado.

Ese mismo día, el ex trabajador de la CFE llegó al Centro de Reinserción Social (Cereso) de Chilpancingo, donde lo ingresaron por un delito que no cometió.

Fue la juez de primera instancia en materia penal, del distrito judicial de Bravo, María Luisa Ríos Romero, quien ordenó la libertad absoluta e inmediata de Antonio Hernández por homonimia.

Los familiares y amigos de Antonio Hernández exigen a la fiscalía una disculpa pública por el error. Además, solicitaron que los gastos en defensa de Hernández sean cubiertos por la dependencia.

La homonimia es definida como la similitud de nombres y apellidos entre personas. Los casos de homonimia se pueden encontrar no solo en el nombre también en el número de seguro social, CURP, diferentes servicios, tarjetas departamentales, planes de telefonía celular y diferentes servicios en materia comercial