Karla Cruz Ramírez, un niña de ocho años falleció luego de que una bala le perforó el tórax a causa de un fuego cruzado.

Esto sucedió en un enfrentamiento entre asaltantes y el dueño de una abarrotera que atracaron en la zona centro del municipio de Ocozocoautla, Chiapas, informó Isain Mandujano.

Además señala que los hechos ocurrieron el lunes 28 de febrero a las 18 horas en pleno centro de Ocozocoautla, cuando un grupo de delincuentes aprovecharon la multitud distraída con el “Carnaval Zoque Coiteco”.  Ahí asaltaron una tienda de abarrotes ubicada junto al mercado público.

Ante el atraco, el dueño sacó un arma y empezó a perseguir a los delincuentes, quienes en respuesta también le hicieron varios disparos.

Sin embargo, en la persecución y el intercambio de disparos, la niña Karla se vio inmersa en el tiroteo, según el sitio Regeneración.

Arrollada

-«De hecho, en un video se ve que casi fue arrollada por dos de los asaltantes que corrían sobre una baqueta donde se cruzaron con la niña vestida de blusa rosa y pantalón azul», precisa.

La niña cayó tirada en la banqueta por un impacto de bala en el tórax. Posteriormente fue trasladada al Hospital Dr. Jesús Gilberto Gómez Maza de Tuxtla a más de 35 kilómetros.

Finalmente, desafortunadamente los daños provocados por el proyectil -al parecer un calibre 22- le provocaron una hemorragia masiva que le costó la vida en el quirófano. Eso sucedió mientras los cirujanos trataban de salvarle la vida.